info@sanyu2000.es
691954101/666970891  

Movimiento de tierra en Madrid


¿Cuando realizar movimiento de tierra?

La ejecución de obras es un trabajo complejo que requiere de una gran precisión, y a la vez precisa la ejecución de diversas tareas. Algunas de estas tareas consisten en la previa adecuación del terreno, y para ello es imprescindible realizar movimiento de tierra en Madrid.

La ejecución del movimiento de tierra en Madrid está estrechamente relacionada con los trabajos de excavación de tierra. Podría definirse como un conjunto de actuaciones que se llevan a cabo en una superficie de terreno, como paso previo a la ejecución de una obra. Específicamente se refiere al proceso de adecuación del terreno sin tratar, para que se adapte a las condiciones necesarias que permitan la próxima construcción de un edificio en el emplazamiento.

Imagen excavadora Sanyu2000


Las excavaciones de tierra deben realizarse antes de iniciar el movimiento de tierras. Lo primero es limpiar y desmalezar el terreno, en una labor que se denomina desbroce. Luego de realizado este procedimiento, comienzan las tareas de excavación, que tienen como finalidad la de alcanzar los cimientos del terreno. En algunos casos pueden realizarse de manera manual con picos y palas, pero en otros es necesario contar con la maquinaria adecuada que permita realizar estas labores.


Empresas de demoliciones

Para poder comenzar a realizar los trabajos que permitirán el inicio del tratamiento del terreno, se llevan a cabo labores de replanteo. Esto consiste en planificar y preparar el acceso al terreno de las máquinas necesarias para realizar el movimiento de tierras. Cuando se finalizan los trabajos de replanteo, es cuando se comienza con la remodelación del terreno mediante el movimiento de tierra en Madrid. De esta manera, se retira la tierra sobrante y se aplana la superficie de dicho terreno.

Tipos de excavaciones

Excavaciones y vaciados: En estos procedimientos se actúa de forma superficial sobre el terreno. El objetivo es prepararlo para el comienzo de la construcción con base en su cimentación.
Entibaciones: Este procedimiento se recomienda para aquellos terrenos que presentan poca cohesión. Las entibaciones pueden ser trabajos ligeros, semicuajados o cuajados.
Excavación de zanjas y/o pozos: Sirven para dar apoyo al cimiento. Se excava hasta llegar al firme, es decir, al terreno que servirá de apoyo al edificio.
Excavación con explosivos: Se realizan especialmente ante la presencia de superficies rocosas.

En los trabajos de movimiento de tierras es importante contar con el equipo de una empresa especializada que garantice para ello la máxima seguridad.